Los santos inocentes.

 

 

MIGUEL DELIBES

Páginas: 180

HEREDEROS DE MIGUEL DELIBES, 2010

EDITORIAL PLANETA S.A. 2010

Diagonal, 662-664

08034 Barcelona

España

Primera edición en esta presentación: Abril de 2010

Depósito Legal: M. 15.606-2010

ISBN 978-84-08-09486-9

Impresión y encuadernación: Brosmac, S.L

MIGUEL DELIBES

BIOGRAFÍA:           Miguel Delibes nace en Valladolid, el 17 de octubre de 1920. Mientras estudiaba Comercio, comienza a colaborar en el periódico El Norte de Castilla, primero como caricaturista y luego como redactor. En 1946 se casa con Ángeles de Castro. Terminados sus estudios, obtiene por oposición la plaza de Catedrático de Derecho Mercantil en la Escuela de Comercio. En 1948 consigue el Premio Nadal (edición de 1947) con su primera novela, La sombra del ciprés es alargada. En 1958 es nombrado director de El Norte de Castilla y se rodea de un equipo de periodistas progresistas (Manuel Leguineche, José Jiménez Lozano, Francisco Umbral, César Alonso de los Ríos, etc).

Los títulos más importantes: La sombra del ciprés es alargada (1948). Aún es de día (1949).El camino (1950).Mi idolatrado hijo Sisí (1953).La partida (1954).Diario de un emigrante (1958).La hoja roja (1959).Las ratas (1962).Cinco horas con Mario (1966).
El disputado voto del señor Cayo (1978).Los Santos Inocentes (1981).

EXTRUCTURA:

            LIBRO PRIMERO

  • AZARÍAS……………………………………….. 9

LIBRO SEGUNDO.

  • PACO, EL BAJO………………………………. 33

LIBRO TERCERO.

  • LA MILANA…………………………………… 63

LIBRO CUARTO.

  • EL SECRETARIO……………………………… 91

LIBRO QUINTO.

  • EL ACCIDENTE……………….……………… 119

LIBRO SEXTO.

  • EL CRIMEN……………………………………  153

 

La novela transcurre después de la Guerra civil Española. En el periodo de postguerra (1941-1943) nos habla de la vida en un cortijo de Extremadura cerca de la localidad de Cordovilla del lácara (Badajoz).

Habla de las diferencias sociales entre los señoritos y los campesinos y trabajadores (muleros, los porqueros, los apaleadores, los gañanes y los guardas son los que cohabitan en el cortijo)

La novela se centra en la familia de Paco, el bajo y la Régula y sus  hijos;  La niña chica (en su nacimiento sufrió una parálisis cerebral), el Rogelio, la Nieves y el Quirce. El hermano de la Régula “el Azarías” un deficiente mental. El señorito Iván gran aficionado a la caza, propietario del cortijo junto con su familia.

                                    LOS SANTOS INOCENTES.

Se me hace imprescindible para ubicar la novela en el contexto histórico hacer referencia a la II República y a la constitución de 1931.

La segunda república surgió por clamor popular el día 14 de Abril de 1931 de manera pacífica y en medio de una gran “conmemoración popular”.

El significado de la II República “la esperanza Republicana” abría grandes trazas de cambios políticos y sociales. Abordar el problema de fondo, mediante un cambio profundo de las estructuras sociales, económicas y culturales que se habían visto muy depreciadas con la dictadura de Primo de Rivera y la monarquía de Alfonso XIII.

La II República se proclamó y el gobierno provisional; Niceto Alcalá Zamora a la cabeza (conjunción republicano-socialista) convocó  elecciones constituyentes que dieron paso a la Constitución de 1931.

Con el nacimiento de la II República y la aprobación de la constitución 1931 podemos entender la situación que vivían los personajes de la novela después de los hechos acontecidos en una década.

Principalmente tenemos que retrotraernos al Bienio Reformador de la II República (1931- 1932) y la gran represión que sufrió la iglesia católica en el artículo 3 de la C.E era muy escueto “El estado español no tiene religión oficial” pero el que verdaderamente levanto ampollas fue art. 26 aunque, antes de la promulgación de la constitución  en diciembre 1931 (10 mayo de 1931) comenzaron incidentes en la capital Madrileña que culminaron con los incendios de algunas iglesias y conventos y se extendieron por toda la geografía Española los enfrentamientos entre católicos y republicanos laicos.

Las principales reformas fueron muy ambiciosas; la reforma laboral ( Largo Caballero) buscaron su extensión al ámbito rural de medidas de protección social así como la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores; la reforma educativa y cultural (M. Domingo) la reforma consistía en acabar con el atraso social con Instituciones de Libre enseñanza. La cultura recibió una atención preferente. Por otro lado, la creación del Patronato de Misiones Pedagógicas, de extender la cultura entre las masas de la población rural. Lo más significativo fue el plan quinquenal para crear diez mil escuelas, habilitar siete mil plazas de maestros e incrementar su sueldo;

“ Paco, el bajo aspiraba a que los muchachos se ilustrasen, que el Hachemita aseguraba en cordovilla; que los muchachos podían salir de pobres con una pizca de conocimientos, e incluso la propia señora Marquesa, con objeto de erradicar el analfabetismo del cortijo, hizo venir durante tres veranos consecutivos a dos señoritos de la ciudad para que, al terminar las faenas cotidianas, les juntasen a todos en el porche de la corrala, a los pastores, a los porqueros, a los apaleadores, a los muleros, a los gañanes y a los guardas(…) les enseñasen las letras y sus misteriosas combinaciones(…).” (Los santos inocentes. Pág. 38.”

 

La reforma agraria, largamente esperada por el campesinado desheredado y sometido  a una estructura latifundista. Su propósito era corregir las desigualdades sociales y, a la vez, el atraso del campo Español. Se aprobó en 1932 y sus fines fueron la expropiación de las grandes fincas señoriales o latifundios con propietarios absentistas para redistribuir la tierra entre campesinos a título individual o en cooperativas. La expropiación de la Grandeza de España se haría sin indemnización. Pero su resultado fue decepcionante, al limitarse  a la España latifundista. Desde el inicio provocó el rechazo por parte de las derechas y más tarde,  el rechazo de los campesinos al fracasar la reforma. (Agitación social 1933-34) Los personajes de “los santos inocentes” forman parte  de uno de estos latifundios donde se expresa la gran diferencia de clases sociales.

La guerra civil Española desencadeno, el nuevo estado franquista nació con dos vertientes claras: Los intereses políticos (monárquicos, carlistas, falangistas, y derecha antirrepublicana y católica) y sociales (no sólo los grupos dominantes durante la restauración, como grandes propietarios agrarios, burguesía industrial y financiera e la iglesia católica, sino también significativos sectores del campesinado mediano y pequeño y clases medias). Para solucionar los problemas ideológicos y dar contenido al nuevo régimen, llevó a cabo la unificación política de falangistas y carlistas creando 19 de abril de 1937 un partido único, la Falange Española Tradicionalista de las Jons, cuya jefatura recaía sobre el propio Franco. Fue el pretexto ideológico para cimentar un poder absoluto basado en el ejército y representativo de la oligarquía agraria, financiera e industrial.  La vertebración jurídica del nuevo régimen se completo con el fuero del trabajo.

Un apoyo que se vino a sumar fue el de los católicos debido a los antecedentes de  represión que sufrió  la Iglesia Católica con la II República. Esto nos hace comprender,  que la jerarquía como la gran mayoría de los católicos se mostraran partidarios de los sublevados y los conspiradores (hábilmente)  utilizaron la religión como bandera para legitimar sus intereses. Una decena de obispos tomaron postura a favor de los sublevados desde el primer momento e incluso se mostraron contrarios a cualquier negociación, con el fin de que la guerra significará la recristianización de España.  El término cruzada, empleado por primera vez por el arzobispo de Santiago, Tomás Muñiz, tomó carta de naturaleza pastoral  “las dos ciudades” fue una especie de declaración de guerra contra la República, a la vez mostraba la práctica unanimidad del apoyo de jerarquía al bando franquista, comprometiendo a la iglesia definitivamente con los vencedores y poniendo las bases del nacionalcatolicismo.

“… así llegó mayo, se presentó un día el Carlos Alberto, el mayor del señorito Iván, a hacer la Comunión en la Capilla del Cortijo(…) la señora Marquesa con el Obispo en el coche grande, y la Régula, así que abrió el portón, se quedó deslumbrada ante la púrpura, sin saber qué partido tomar, a ver, en pleno desconcierto, dio dos cabezadas , hizo una genuflexión y se santiguó, pero la señora Marquesa la apuntó desde su altura inabordable, el anillo, Régula, el anillo,(…) y se comió a besos el anillo pastoral, mientras el Obispo sonreía(…)”(Los santos inocentes.pag 52)

El régimen franquista, no dejó de ser nunca un régimen represivo y tuvo mayor apoyo social de la que le reconocieron sus enemigos porque el “miedo” jugó un evidente factor desmovilizador.

La represión fue fundamental para la consolidación de la dictadura. Su tipología abarca desde las muertes directas a las condenas a trabajos forzados y a las penas de cárcel, las depuraciones y en general, el clima de sospecha y delación. Un dato importante,  hasta 1948 no se levantó el estado de guerra.

Sé aplicó la depuración de funcionarios maestros que ahora desarrollaremos con más detalle.

“le contrariaba la aptitud del Azarías porque ella (la Régula) aspiraba a que los muchachos se ilustrasen, cosa que su hermano, que, luego no te sirven ni para finos ni para bastos”

“…la contradicción en la Jara, donde el señorito nadie se preocupaba de si éste o el otro sabían leer o escribir, de si eran letrados o iletrados…” (Los santos inocentes, pág. 13)

            Poco podían interesar a los señoritos la cultura más o menos abrupta del personal a su servicio de los que sólo se esperaba “la sumisión”. Por eso un elemento subversivo era la cultura. En el momento que se fueron liberando territorios por el frente nacional, se impuso una política de purgas sobre los cuerpos docentes, sobre todo Magisterio padeció con más fuerza la depuración de los sublevados. El firme compromiso republicano de numerosos maestros y el hecho de que, en ámbitos rurales, fuesen muchas veces el principal elemento de dinamización social y política y el único capaz de disputar a los párrocos su monopolio ideológico de la población, por otro lado, no conviene caer en el simplismo de asociar mecánicamente la totalidad del Magisterio Español con la defensa de los valores Republicanos, el laicismo, la democratización de la enseñanza, la coeducación o los nuevos métodos pedagógicos a la altura de Julio de 1936.[1]

El interés de los terratenientes como acto de “buen católico” pretender erradicar el analfabetismo, enseñando a las clases inferiores, que por otro lado, Esas pretensiones eran prácticamente inviables;  ya que no sé mejoraban las condiciones laborales, ni de vida, que en realidad era el verdadero problema de las clases bajas. Que se había contemplado en el bienio reformador de la II república.

Lo que instauro el régimen franquista fue: El nacional catolicismo que constituía el principal aporte ideológico de los territorios ocupados del régimen, está ya claramente presente en una disposición que concebía la instrucción del niño como un instrumento que debía contribuir no sólo a su formación cultural integral, sino << a la españolización de las juventudes del porvenir>>. En este sentido, se encomendaba a los alcaldes o delegados de la autoridad militar a vigilar para que la enseñanza respondiese <<a las conveniencias nacionales>> y los juego infantiles estuviesen orientados hacia <<la exaltación del patriotismo sano y entusiasta de la España nueva>> el 8 de noviembre de  1936 que profundizaba en el proceso de purga, la norma fundamental de depuración del profesorado (Julio Prada: 2010)

la Nieves que desde mocosa limpiaba la porquería de la impedida y le lavaba las bragas, no llegó asistir a la escuela del patronato[2] porque por aquel entonces andaban ya en la raya de lo Abendújar” (los santos inocentes. Pag.43)

            Los principios fundamentales de la educación primaria elaborada por la comisión de Cultura y Enseñanza de la Junta técnica del Estado, Burgos, 25 de octubre de 1937.  En el punto nueve de este documento “la enseñanza primaria será rigurosamente obligatoria y para conseguirlo se adoptarán las medidas más eficaces”  y en el punto diez “El estado cuidará de que no se frustren las capacidades y aptitudes del niño, cualquiera que sea la esfera social a que pertenezcan, y fomentará la convivencia de las distintas clases tanto en la Escuela Oficial como en la Privada”.[3]

            La novela trascurre entre 1941-1943 es evidente que en los cortijos extremeños donde acontecen los hechos estos principios fundamentales que he mencionado con anterioridad, fueron evidentemente obviados.

OPINIÓN PERSONAL:

            En un principio puede parecer una novela bastante básica en cuanto a la  ambientación pero si profundizamos saca a colación los grandes sufrimientos de los españoles. La década de 1940 que versa sobre  los humillados y los represores auspiciados por el miedo. Una novela con un gran juicio final; el juicio  “de los inocentes” que castiga con la muerte al que a su vez con la muerte paga.

 

[1] La España masacrada: Julio Prada, Alianza Editorial, Madrid, 2010.

[2] Escuelas del patronato: Se trataba de escuelas benéficas.

[3] La España de franco: Política y sociedad (1939-1975) Enrique moradiellos García, síntesis, 2000. Madrid. Página 275 documentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: