Sexo en Nueva York ( alfabetización mediatica )

 

SEXO EN NUEVA YORK

UNA AMERICANA EN PARIS I y II.

¿POR QUÉ ES INTERESANTE?

Desde el punto de vista de la alfabetización mediática, de la educación en los medios,  es significativa, la repercusión en la cultura y tendencias (sobre todo la moda, la estética) de la serie “Sexo en Nueva York” en un grupo social que consume este  producto televisivo. Un segmento de población que está compuesto por mujeres y homosexuales, los cuales la consideran a “Sexo en Nueva York” una serie de culto. Su musa la actriz  Sarah Elisabeth Parker que protagoniza el papel principal, dando vida al personaje de “Carrie” es una mujer que fuera y dentro de la pantalla marca tendencias  en cuanto a moda y glamur. Se ha convertido en una auténtico referente para los seguidores de “Sexo en Nueva York”(millones de personas de todo el mundo). Han sido seis temporadas, con capítulos de media hora, sin tramas muy elaboradas, que cuentan pequeñas historias que habitualmente finalizan en el mismo capítulo, claro,  siempre enlazando con el resto de la serie.

IDEAS PRINCIPALES:

En estos dos capítulos no haremos referencia más que a los personajes que aparecen.

Carrie (Escritora de una columna de un periódico “el New York Star” donde habla de sus relaciones con los hombres; y las relaciones con los hombres de sus amigas. La columna se titula; “Sexo en la ciudad” que da nombre al este culebrón, fino y chic. Observamos, el  propósito, del cambio de nombre para su reproducción en Europa. Lo sustituye por algo más comercial; en vez ciudad, a secas, por una ciudad concreta, nada más cosmopolita que Nueva York. Indiscutiblemente,  es el sitio donde se reproduce la acción.

Se marcha a Paris a vivir con un cincuentón millonario que además es un reconocido artista ruso, en Paris vive su ex mujer y su hija de veintitantos años. El pasará casi todo el tiempo en el museo (sin tiempo para Carrie) preparando su obra. Tenemos,  por un lado,  la despedida del hombre de “su vida” Mr. Big (Un millonario con el cual ha tenido una relación tormentosa de idas y venidas, él nunca ha tenido claros sus sentimientos hacía ella)

En el último minuto, (cuando ella sale a cenar con sus amigas) después de que no le ha cogido el teléfono durante los últimos días Carrie  esperaba que él no siguiera insistiendo. Pero Mr. Big la está esperando en la calle,  enfrente de las escaleras que suben al portal de su apartamento (de la séptima) subido en su coche de lunas tintadas, en el asiento trasero, el vehículo lo conduce (el chofer) un sudamericano que casualmente se llama “Raúl”,  abre a medias la ventanilla y la invita a subir, ella desconcertada accede, y él le dice lo que no le ha dicho durante seis temporadas que “la quiere” ella se indigna y le dice que deje de jugar; “¡ya son seis años!”  y siempre es lo mismo. Se baja del coche y se marcha calle arriba (con sus preciosos zapatos Manolo Blanick y luce un vestido rosa confeccionado por Chanel). Big también baja y la sigue, ella enfadada,  se gira hacia él y le dice;  “olvídate de mi número, olvídate hasta de mi nombre, yo ya no vivo aquí” él sé queda paralizado en la gélida noche.

Por  otro lado,  la despedida de “las chicas”  que son sus tres amigas (Charlotte, Samantha y Miranda) una escena melodramática en un carísimo restaurante neoyorkino y con el típico mensaje “me voy para ser feliz con el hombre al que amo” por lo tanto,  tiene una razón de peso para marcharse. Especialmente Miranda duda que Carrie este enamorada del ruso.

Llega a Paris, baja del taxi y el botones sale a su encuentro, lleva muchas maletas, chapurrea el francés pero cuando no entiende al recepcionista le habla en su idioma y presume;  que aparte de ser norteamericana, es Neoyorkina (es un plus patriótico),  va a vivir en un Hotel de lujo “ Plaza Athenea”;  desde los balcones se ve una panorámica  impresionantes de la ciudad. A pesar de todo lo fastuoso de ambiente y esa musiquilla que suena de fondo, descubre que está sola, porque el artista tiene cosas más importantes que hacer;  que estar con su novia.

Ella llama a su amiga Miranda a Nueva York y después de dos semanas vagando por las calles de Paris, “… me siento sola, os echo de menos, me acuerdo mucho de Big,  he visto todos los museos por lo menos dos veces…”  y ella apurada le grita “vuelve a Nueva York” pero Carrie argumenta que está en  un momento de bajón.

He perdido la cadena de “Carrie”; la compramos juntas  en aquella feria  (Es una cadenita dorada que pone su nombre y la lleva durante toda la serie) y me ha entristecido, es que estoy de bajón pronto pasará” de pronto se corta la comunicación y no puede seguir hablando.

En Paris no deja de llover, el ambiente es sombrío. En uno de sus paseos vespertinos. En el escaparate de una librería Parisina; ve un ejemplar de  “su libro” sin dudarlo entra para ojearlo. Se dirige a la estantería donde se halla expuesto, uno de los dependientes la mira y la reconoce y  pregunta: “¿Carrie?, ¿Carrie,  la autora de sexo en  Nueva York?” ella se sonroja y asiente con la cabeza, en unos minutos le organizan una cena, con unos amigos y fans,  para hacerle una fiesta en su honor.

Cuando vuelve al hotel sé encuentra con su novio “el ruso” que está nervioso, le tiemblan las manos y no acierta a colocarse el gemelo de la camisa, le explica que tiene un asunto en el museo con el director;  que es veinte años más joven y va a “juzgar su obra” y le pide que lo acompañe y ella no puede negarse, él por fin la necesita. “… dejaré de ir a mi fiesta e iré contigo al museo”.

            Cruzan un parque y al otro lado están las grandes puertas del museo, van cogidos de la mano, cuando entran un grupo de gente se les acerca y lo arrastran a él, al interior,  dejándola completamente sola. Ella se sienta en un banco de piel del museo y  mientras espera va manoseando su bolsito, beige de raso. Entre el forro descubre que hay algo, mete los dedos entre los agujeros que tiene y sin dar crédito encuentra “la cadena de carrie” y se da cuenta de lo absurdo de su espera, así que decide ir a su fiesta, esperando que no sea demasiado tarde.

Corre por la calle, entre los coches en busca de un taxi y justo por delante del coche de Mr. Big, pero ninguno de los dos se da cuenta, (la banda sonora un rap francés) llega al pequeño restaurante donde se había citado para cenar;  pero ya no hay nadie. En ese momento decide que quiere volver a casa y dejar al ruso.

Cuando está en recepción solicitando que la cambien de habitación, de las puertas giratorias salé Mr. Big que ha venido a rescatarla.(cual príncipe azul)

Termina; Carrie hablando por teléfono móvil (rosa fucsia con cristalitos) con John (que así es como se llama Mr. Big y es la primera vez que después de seis años de serie se descubre su nombre).

Ella caminando se pierde por las calles de Manhattan entre la multitud y su voz en off diciendo algo así “los caminos de donde partimos; son tan diferentes de donde estamos y en ocasiones estamos donde deseamos estar”

 

La serie aborda temas y hace de las protagonistas; modelos estereotipados de mujeres que con una retórica sutil (la retórica está sujeta a interpretación) cualquiera puede ser Carrie, Charlott, Miranda o Samantha… Pero esto no deja de ser ficción, no deja de ser mendaz, pero seduce con su argumentación incluso crean una ambivalencia de lo que sé ve desde el sofá, a lo que verdaderamente es la vida real.

También ha creado una serie de patrones de comportamientos sacados de una falsa realidad. Convencen manipulando;  el consumo de marcas y de diseñadores de zapatos y de moda. Vende valores y responde a una intención manipuladora del televidente,  llevándolo al consumo más desmesurado o por el contrarío a desear aquello que no se tiene. Convirtiendo “Sexo en Nueva york” y a sus protagonistas en un sueño prohibitivo y frustrante.

Incluso el título “Sexo en Nueva York” puede dar lugar a una  confusión intencionada, obviamente, juegan con el titulo muy acertadamente, de esa manera atraen a todo tipo de  público. El sexo vende y si además es norteamericano una dosis agravada de patriotismo. La lógica nos da la razón puesto que los estados unidos de América son puritanos,  seguro que no encontraremos sexo explicito, como por ejemplo; en cualquier película del director español de cine Bigas Luna.

Es una serie portadora de manipulación intencional dirigida al engaño. Tenemos la necesidad de formularle una serie de preguntas que cuestionen su naturaleza retórica, su compromiso con la verdad y con la ética.

 

 

1ª Pregunta: ¿Quién?

Los productores lanzan una serie ficción, las cosas que ocultan:

  1. Son chicas sin familia porque en raras ocasiones hablan de sus madres o de sus hermanos, no tienen infancia.
  2. Mientras las serie se rodaba cayeron las torres gemelas y no se hizo mención en ese mundo no caben tragedias que no sean de orden sentimental, por ejemplo; abandono por hombres o relaciones frustradas.
  3. La vida de esas mujeres evidentemente es ficción pero es demasiado escandaloso lo que venden, para ser lo que ocultan.

Lo que muestran:

Luz y color, vestidos y atuendos espectaculares (marcas intocables; por sus precios y por sus tallas) cuerpos que intentan ajustarse a la realidad de la media de mujeres, pero no son gordas, ni feas, ni tienen trabajos de limpieza, ni tienen pocos ingresos, la normalidad brilla por su ausencia. Muestran ficción disfrazada de realidad.

El final es escandalosamente retorico y volvemos al machismo “las mujeres tienen que ser rescatadas por multimillonarios, altos, guapos” en definitiva por el “príncipe azul”

  1. Pregunta: ¿Cómo?

El punto de vista, el itinerario de la mirada es claro; la moda, el estilo, en cada una de sus protagonistas según las características del personaje. Es evidente, el recurso es la voz en off;  que cuenta lo que les sucede a sus amigas,  así dirige la atención con su particular visión del mundo, a esa escenario, dándole forma y moldeando a su antojo.

La música es relevante en estos dos capítulos; porque expresan con claridad el estado emocional del personaje y es asombroso como se escenifica mediante la banda sonora todo aquello que se quiere hacer sentir al espectador. Un tipo de sentimiento, una banda sonora para una determinada secuencia imágenes.

La imagen angulada en secuencias donde se expresa con imágenes los  sentimientos y en este caso; todas estas imágenes llegan al espectador con una enorme carga emocional.

  1. Pregunta: ¿A Quién?

El target, tiene como objetivo predefinido a mujeres entre los 30 y los 50. Mujeres y homosexuales; que sueñan con lo que sueñan nuestras protagonistas, que piensan en hombres como algo vital para no estar sol@s que buscan “la plenitud” formando una pareja o una familia.

Los príncipes azules que han de venir para ser “los hombres de nuestras vidas”. La desazón de que si estamos solas corremos el riesgo de ser “patéticas solteronas”.

  1. Pregunta: ¿Qué?

Está claro que lo que vende es publicidad del consumo, de la amistad consumida como algo indispensable;  ya que  a la familia no la mencionan. , estar magnificas después de horas en un avión, sin una sola arruga en el vestido, ni una ojera, y todo el cabello en su sitio.

Lo que ocultan es: Que para conseguir eso tienes que tener mucho dinero, que para la mayoría de los mortales son cosas inalcanzables, que tienen mucho de cuento de hadas.

Lo que está bien es ser uno mismo y lo que está mal es dejar de serlo, según “Sexo en Nueva York” de ahí su defensa a ultranza de la amistad, y las personalidades de cada uno de los variopintos personajes, es fieramente respetada.

  1. Pregunta: ¿Para qué?

Para vender más Dior, Chanel, Roberto Verino, Dolce y Gabana, Manolo Blanick, etc.    La respuesta sería para vender valores, envueltos en dinero, como bien dice el refranero español “Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana” Sin dinero no hay glamur, ni sexo en ningún sitio…  que eso de contigo “pan y cebolla” no funciona. Si no hay hermosas joyas, no puedes desayunar en ciertos sitios, ni participar en fiestas “vip”, ni te llama Vogue para hacer un desfile, ni eres publicista, ni abogada de reconocido prestigio (aunque después te cases con un camarero) ni dirijas una galería de arte. Y tu nacionalidad tenga poco que ver con EEUU; amiga lo tienes muy feo para ser chica “Sexo en Nueva york”

 

Los estereotipos de la “Sexo en Nueva york” son claros:

  1. Las mujeres que a los cuarenta siguen solteras, son unas amargadas, los homosexuales son pacientes amigos que están siempre ahí, los más representativos son dos personajes que responden al patrón de “Locas” existe

La sobre generalización y la simplificación del estereotipo.

  1. Todas las mujeres siguiendo la homogenización; Esperan el gran  amor de su vida, que será un hombre con el compartirán los mejores momentos y ya habrán conseguido su objetivo.
  2. La soledad es mala, el que está solo es porqué “es raro”. Si te sientes solo cómprate una mascota así dejaras de estarlo (esto también se puede aplicar a si no puedes tener hijos) es algo muy generalizado.

Es interesante que como hemos visto sin profundizar en estos dos capítulos encontramos la estructura que lo modelan; que se traduce en planteamiento-nudo y desenlace, está sujeto a la dramatización con el típico happy end.

 

¿Qué valores encontramos?

  1. El valor de las personas que luchan contra el cáncer. Una de las protagonistas sufre un cáncer de mama, esto representa un amplio apoyo a todas las espectadoras que conviven con esta enfermedad, el desenlace es favorable; no muere de ello y con ello acercan al personaje al mundo real y crea un vínculo con el televidente dando esperanza y más audiencia.
  2. Como con el comportamiento del personaje, que encara la enfermedad con valentía, que no se aflige ni deprime al perder el pelo con la quimioterapia y en vez de hacer de ello un desastre, considera que es ideal para cambiar de peluca y estar más atractiva.
  3. las mujeres fuertes como ella  describen unos valores que se consideran buenos, y por el contrario quedarse en casa llorando y deprimida esperando la muerte es obvio que es malo, pero cada persona tiene una naturaleza, única y exclusiva, de ahí sus comportamientos.

“es necesario que alguien valore algo,  para que se convierta en

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: