Rodé.

En la edad que convivimos con el bagaje de la existencia sin haber hecho ninguna hazaña memorable y conversando con uno mismo, en circunloquios[1]  perpetuos sin destino ni fin. Las biografías de nuestras vidas están tejidas en hilo griego. No se puede desbaratar los planes que hicimos y erramos, las palabras que dijimos y las que no, somos un frunce en ese paño blanco de las vidas que nos tocaron.

 

Somos modelos inacabados en un inmenso collage de fotos viejas, invocaciones a otra vida, de trabajo ingrato, de amores perros y perros amados. Somos pequeños de complexión en un mundo gigante, que exige, que exprime que oscurece los zapatos.

 

 

Ruedo, rodaré

https://www.youtube.com/watch?v=EOAImn78whI

[1] Del lat. circumloquium.

  1. m. Rodeo de palabras para dar a entender algo que hubiera podido expresarsemás brevemente.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: