Los santos inocentes.

 

 

MIGUEL DELIBES

Páginas: 180

HEREDEROS DE MIGUEL DELIBES, 2010

EDITORIAL PLANETA S.A. 2010

Diagonal, 662-664

08034 Barcelona

España

Primera edición en esta presentación: Abril de 2010

Depósito Legal: M. 15.606-2010

ISBN 978-84-08-09486-9

Impresión y encuadernación: Brosmac, S.L

MIGUEL DELIBES

BIOGRAFÍA:           Miguel Delibes nace en Valladolid, el 17 de octubre de 1920. Mientras estudiaba Comercio, comienza a colaborar en el periódico El Norte de Castilla, primero como caricaturista y luego como redactor. En 1946 se casa con Ángeles de Castro. Terminados sus estudios, obtiene por oposición la plaza de Catedrático de Derecho Mercantil en la Escuela de Comercio. En 1948 consigue el Premio Nadal (edición de 1947) con su primera novela, La sombra del ciprés es alargada. En 1958 es nombrado director de El Norte de Castilla y se rodea de un equipo de periodistas progresistas (Manuel Leguineche, José Jiménez Lozano, Francisco Umbral, César Alonso de los Ríos, etc).

Los títulos más importantes: La sombra del ciprés es alargada (1948). Aún es de día (1949).El camino (1950).Mi idolatrado hijo Sisí (1953).La partida (1954).Diario de un emigrante (1958).La hoja roja (1959).Las ratas (1962).Cinco horas con Mario (1966).
El disputado voto del señor Cayo (1978).Los Santos Inocentes (1981).

EXTRUCTURA:

            LIBRO PRIMERO

  • AZARÍAS……………………………………….. 9

LIBRO SEGUNDO.

  • PACO, EL BAJO………………………………. 33

LIBRO TERCERO.

  • LA MILANA…………………………………… 63

LIBRO CUARTO.

  • EL SECRETARIO……………………………… 91

LIBRO QUINTO.

  • EL ACCIDENTE……………….……………… 119

LIBRO SEXTO.

  • EL CRIMEN……………………………………  153

 

La novela transcurre después de la Guerra civil Española. En el periodo de postguerra (1941-1943) nos habla de la vida en un cortijo de Extremadura cerca de la localidad de Cordovilla del lácara (Badajoz).

Habla de las diferencias sociales entre los señoritos y los campesinos y trabajadores (muleros, los porqueros, los apaleadores, los gañanes y los guardas son los que cohabitan en el cortijo)

La novela se centra en la familia de Paco, el bajo y la Régula y sus  hijos;  La niña chica (en su nacimiento sufrió una parálisis cerebral), el Rogelio, la Nieves y el Quirce. El hermano de la Régula “el Azarías” un deficiente mental. El señorito Iván gran aficionado a la caza, propietario del cortijo junto con su familia.

                                    LOS SANTOS INOCENTES.

Se me hace imprescindible para ubicar la novela en el contexto histórico hacer referencia a la II República y a la constitución de 1931.

La segunda república surgió por clamor popular el día 14 de Abril de 1931 de manera pacífica y en medio de una gran “conmemoración popular”.

El significado de la II República “la esperanza Republicana” abría grandes trazas de cambios políticos y sociales. Abordar el problema de fondo, mediante un cambio profundo de las estructuras sociales, económicas y culturales que se habían visto muy depreciadas con la dictadura de Primo de Rivera y la monarquía de Alfonso XIII.

La II República se proclamó y el gobierno provisional; Niceto Alcalá Zamora a la cabeza (conjunción republicano-socialista) convocó  elecciones constituyentes que dieron paso a la Constitución de 1931.

Con el nacimiento de la II República y la aprobación de la constitución 1931 podemos entender la situación que vivían los personajes de la novela después de los hechos acontecidos en una década.

Principalmente tenemos que retrotraernos al Bienio Reformador de la II República (1931- 1932) y la gran represión que sufrió la iglesia católica en el artículo 3 de la C.E era muy escueto “El estado español no tiene religión oficial” pero el que verdaderamente levanto ampollas fue art. 26 aunque, antes de la promulgación de la constitución  en diciembre 1931 (10 mayo de 1931) comenzaron incidentes en la capital Madrileña que culminaron con los incendios de algunas iglesias y conventos y se extendieron por toda la geografía Española los enfrentamientos entre católicos y republicanos laicos.

Las principales reformas fueron muy ambiciosas; la reforma laboral ( Largo Caballero) buscaron su extensión al ámbito rural de medidas de protección social así como la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores; la reforma educativa y cultural (M. Domingo) la reforma consistía en acabar con el atraso social con Instituciones de Libre enseñanza. La cultura recibió una atención preferente. Por otro lado, la creación del Patronato de Misiones Pedagógicas, de extender la cultura entre las masas de la población rural. Lo más significativo fue el plan quinquenal para crear diez mil escuelas, habilitar siete mil plazas de maestros e incrementar su sueldo;

“ Paco, el bajo aspiraba a que los muchachos se ilustrasen, que el Hachemita aseguraba en cordovilla; que los muchachos podían salir de pobres con una pizca de conocimientos, e incluso la propia señora Marquesa, con objeto de erradicar el analfabetismo del cortijo, hizo venir durante tres veranos consecutivos a dos señoritos de la ciudad para que, al terminar las faenas cotidianas, les juntasen a todos en el porche de la corrala, a los pastores, a los porqueros, a los apaleadores, a los muleros, a los gañanes y a los guardas(…) les enseñasen las letras y sus misteriosas combinaciones(…).” (Los santos inocentes. Pág. 38.”

 

La reforma agraria, largamente esperada por el campesinado desheredado y sometido  a una estructura latifundista. Su propósito era corregir las desigualdades sociales y, a la vez, el atraso del campo Español. Se aprobó en 1932 y sus fines fueron la expropiación de las grandes fincas señoriales o latifundios con propietarios absentistas para redistribuir la tierra entre campesinos a título individual o en cooperativas. La expropiación de la Grandeza de España se haría sin indemnización. Pero su resultado fue decepcionante, al limitarse  a la España latifundista. Desde el inicio provocó el rechazo por parte de las derechas y más tarde,  el rechazo de los campesinos al fracasar la reforma. (Agitación social 1933-34) Los personajes de “los santos inocentes” forman parte  de uno de estos latifundios donde se expresa la gran diferencia de clases sociales.

La guerra civil Española desencadeno, el nuevo estado franquista nació con dos vertientes claras: Los intereses políticos (monárquicos, carlistas, falangistas, y derecha antirrepublicana y católica) y sociales (no sólo los grupos dominantes durante la restauración, como grandes propietarios agrarios, burguesía industrial y financiera e la iglesia católica, sino también significativos sectores del campesinado mediano y pequeño y clases medias). Para solucionar los problemas ideológicos y dar contenido al nuevo régimen, llevó a cabo la unificación política de falangistas y carlistas creando 19 de abril de 1937 un partido único, la Falange Española Tradicionalista de las Jons, cuya jefatura recaía sobre el propio Franco. Fue el pretexto ideológico para cimentar un poder absoluto basado en el ejército y representativo de la oligarquía agraria, financiera e industrial.  La vertebración jurídica del nuevo régimen se completo con el fuero del trabajo.

Un apoyo que se vino a sumar fue el de los católicos debido a los antecedentes de  represión que sufrió  la Iglesia Católica con la II República. Esto nos hace comprender,  que la jerarquía como la gran mayoría de los católicos se mostraran partidarios de los sublevados y los conspiradores (hábilmente)  utilizaron la religión como bandera para legitimar sus intereses. Una decena de obispos tomaron postura a favor de los sublevados desde el primer momento e incluso se mostraron contrarios a cualquier negociación, con el fin de que la guerra significará la recristianización de España.  El término cruzada, empleado por primera vez por el arzobispo de Santiago, Tomás Muñiz, tomó carta de naturaleza pastoral  “las dos ciudades” fue una especie de declaración de guerra contra la República, a la vez mostraba la práctica unanimidad del apoyo de jerarquía al bando franquista, comprometiendo a la iglesia definitivamente con los vencedores y poniendo las bases del nacionalcatolicismo.

“… así llegó mayo, se presentó un día el Carlos Alberto, el mayor del señorito Iván, a hacer la Comunión en la Capilla del Cortijo(…) la señora Marquesa con el Obispo en el coche grande, y la Régula, así que abrió el portón, se quedó deslumbrada ante la púrpura, sin saber qué partido tomar, a ver, en pleno desconcierto, dio dos cabezadas , hizo una genuflexión y se santiguó, pero la señora Marquesa la apuntó desde su altura inabordable, el anillo, Régula, el anillo,(…) y se comió a besos el anillo pastoral, mientras el Obispo sonreía(…)”(Los santos inocentes.pag 52)

El régimen franquista, no dejó de ser nunca un régimen represivo y tuvo mayor apoyo social de la que le reconocieron sus enemigos porque el “miedo” jugó un evidente factor desmovilizador.

La represión fue fundamental para la consolidación de la dictadura. Su tipología abarca desde las muertes directas a las condenas a trabajos forzados y a las penas de cárcel, las depuraciones y en general, el clima de sospecha y delación. Un dato importante,  hasta 1948 no se levantó el estado de guerra.

Sé aplicó la depuración de funcionarios maestros que ahora desarrollaremos con más detalle.

“le contrariaba la aptitud del Azarías porque ella (la Régula) aspiraba a que los muchachos se ilustrasen, cosa que su hermano, que, luego no te sirven ni para finos ni para bastos”

“…la contradicción en la Jara, donde el señorito nadie se preocupaba de si éste o el otro sabían leer o escribir, de si eran letrados o iletrados…” (Los santos inocentes, pág. 13)

            Poco podían interesar a los señoritos la cultura más o menos abrupta del personal a su servicio de los que sólo se esperaba “la sumisión”. Por eso un elemento subversivo era la cultura. En el momento que se fueron liberando territorios por el frente nacional, se impuso una política de purgas sobre los cuerpos docentes, sobre todo Magisterio padeció con más fuerza la depuración de los sublevados. El firme compromiso republicano de numerosos maestros y el hecho de que, en ámbitos rurales, fuesen muchas veces el principal elemento de dinamización social y política y el único capaz de disputar a los párrocos su monopolio ideológico de la población, por otro lado, no conviene caer en el simplismo de asociar mecánicamente la totalidad del Magisterio Español con la defensa de los valores Republicanos, el laicismo, la democratización de la enseñanza, la coeducación o los nuevos métodos pedagógicos a la altura de Julio de 1936.[1]

El interés de los terratenientes como acto de “buen católico” pretender erradicar el analfabetismo, enseñando a las clases inferiores, que por otro lado, Esas pretensiones eran prácticamente inviables;  ya que no sé mejoraban las condiciones laborales, ni de vida, que en realidad era el verdadero problema de las clases bajas. Que se había contemplado en el bienio reformador de la II república.

Lo que instauro el régimen franquista fue: El nacional catolicismo que constituía el principal aporte ideológico de los territorios ocupados del régimen, está ya claramente presente en una disposición que concebía la instrucción del niño como un instrumento que debía contribuir no sólo a su formación cultural integral, sino << a la españolización de las juventudes del porvenir>>. En este sentido, se encomendaba a los alcaldes o delegados de la autoridad militar a vigilar para que la enseñanza respondiese <<a las conveniencias nacionales>> y los juego infantiles estuviesen orientados hacia <<la exaltación del patriotismo sano y entusiasta de la España nueva>> el 8 de noviembre de  1936 que profundizaba en el proceso de purga, la norma fundamental de depuración del profesorado (Julio Prada: 2010)

la Nieves que desde mocosa limpiaba la porquería de la impedida y le lavaba las bragas, no llegó asistir a la escuela del patronato[2] porque por aquel entonces andaban ya en la raya de lo Abendújar” (los santos inocentes. Pag.43)

            Los principios fundamentales de la educación primaria elaborada por la comisión de Cultura y Enseñanza de la Junta técnica del Estado, Burgos, 25 de octubre de 1937.  En el punto nueve de este documento “la enseñanza primaria será rigurosamente obligatoria y para conseguirlo se adoptarán las medidas más eficaces”  y en el punto diez “El estado cuidará de que no se frustren las capacidades y aptitudes del niño, cualquiera que sea la esfera social a que pertenezcan, y fomentará la convivencia de las distintas clases tanto en la Escuela Oficial como en la Privada”.[3]

            La novela trascurre entre 1941-1943 es evidente que en los cortijos extremeños donde acontecen los hechos estos principios fundamentales que he mencionado con anterioridad, fueron evidentemente obviados.

OPINIÓN PERSONAL:

            En un principio puede parecer una novela bastante básica en cuanto a la  ambientación pero si profundizamos saca a colación los grandes sufrimientos de los españoles. La década de 1940 que versa sobre  los humillados y los represores auspiciados por el miedo. Una novela con un gran juicio final; el juicio  “de los inocentes” que castiga con la muerte al que a su vez con la muerte paga.

 

[1] La España masacrada: Julio Prada, Alianza Editorial, Madrid, 2010.

[2] Escuelas del patronato: Se trataba de escuelas benéficas.

[3] La España de franco: Política y sociedad (1939-1975) Enrique moradiellos García, síntesis, 2000. Madrid. Página 275 documentos.

The wire

THE WIRE QUINTA TEMPORADA

 

La investigación aunque tan sólo sea de una serie de televisión,  es necesaria. El esfuerzo para escribir sobre ella,  no es verla,  que vaya por delante, la serie transmite realismo, crea una avidez de ir más allá, por lo tanto, la necesidad de saber más sobre el rodaje, el director, la ciudad, la realidad o la ficción que la hace diferente de otras series.

Desde el momento que pones el DVD, los granulados típicos de HBO, (La productora de Rupert Murdoch). La banda sonora comienza ajustada al ritmo de las imágenes, el rotativo, los negros en las esquinas, el alcalde, la redacción del Baltimore Sun, los policías vigilando desde las cornisas de los edificios. En ese momento comienza un viaje. La mirada  puesta entre las bambalinas de la serie The Wire.

El resultado es un reportaje del país que merece la pena comentar “Periodistas, maleantes, Baltimore”[1] es obvio que nadie tiene conocimientos si no ha dedicado unas horas de su vida para llenar su cabeza de ideas. Contar o criticar algo sin saber más de lo que ves,  no es profesional, el argumento tiene que ser solido. No se queda en la visualización de la película. Se impone adquirir más conocimientos, leer cosas que otros ya dijeron sobre la serie.

En el reportaje antes mencionado se van atando los cabos. La realidad es realidad según el propio director David Simon: que trabajo durante 15 años en el periódico el Baltimore Sun como periodista de sucesos y de hecho el periódico existe (http://www.baltimoresun.com/). Es sorprendente que una serie se ciña tanto al contexto que se vive en Baltimore. A Simon lo despidieron en el tercer expediente de regulación de empleo que ejecutó la compañía 1995. 

Lejos de la visión del sueño Americano, the wire está lejos de ser un sueño,  según el propio director “Estados Unidos es un país brutal e indiferente que otros, sin interés por compartir los beneficios entre la comunidad” El País. Son personas de verdad, gente corriente. No como el viciado cine americano que vende, al Presidente de turno lo dibujan como todopoderoso, sus palabras medidas y acertadas dan grima. Lo gratificante de the wire la desnudez con la que se muestra, nada de cantos de sirenas que idolatran a su presidente o alcalde. Con grandes chalet y maravillosos coches,  en el país donde los sueños casi siempre acaban bien. The wire es de lo poquito que no es estereotipo  “made in Usa”.

Los personajes son personas, podríamos decir seres humanos con sus miserias, Se pone de manifiesto según el lugar que ocupan y de ahí sacan todos sus instintos. El policía obligado hacer horas extra, se niega ya que no se las pagan. Los casos se abandonan por falta de presupuesto y un alcalde blanco que en un principio apuesta por los colegios, con el fin de recaudar más votos, en campaña permanente. “En una sociedad que 3 de cada cuatro habitantes son negros y tres de cada dos de esta raza sufre el paro” El País. Esto recuerda al apartheid en Sudáfrica aunque este comentario parezca  exagerado. Lo cual nos lleva a la conclusión: si casi el 75 % son negros y  un 25% blancos. El Alcalde es blanco y tiene que dejarse asesorar por personas de raza negra. La mayoría negra demanda un trato adecuado y la minoría blanca en apariencia,  no es la más necesitada. Las ruedas de prensa del alcalde cambian según los acontecimientos. No es nada nuevo, es un político.

En la quinta temporada the wire se mezclan: los intereses políticos donde fijar el foco, el sesgo político en cuanto a las informaciones. Los narcotraficantes campan a sus anchas cuando la policía se repliega por falta de presupuesto. Según Simon “300 muertos al año, los disparos se convierten en algo natural, es la ciudad más peligrosa de todo estados unidos”. El Baltimore Sun en esta temporada cobra un sentido poniendo de manifiesto, por un lado, la crisis de la prensa, y por otro, la repercusión mediática que ejercen sobre sus lectores.

Es cierto que los 300 casos de muertes violentas en Baltimore supone una toma de distancia, por eso quizá el anatómico forense de la ciudad carece del el glamur, por ejemplo puede tener el de CSI Miami y los muertos no son de la misma manera tratados. Las muertes por ajustes de cuentas están al orden del día y qué importa cómo han sido asesinados. Los muertos se acumulan en  morgue y las pruebas se pierden con facilidad. De hecho las pruebas recogidas en las casas abandonadas, donde sucedió un crimen masivo de veintidós personas, están todas perdidas.

Cierra el círculo el periodismo  y como dice Canel “aquello que no sale en los medios no existe” es utilizada la prensa, por los policías para dar popularidad a un asesino en serie que mata vagabundos y siempre tiene el mismo modus operandi, una cinta roja en la muñeca, todo inventado para conseguir fondos para continuar asediando a los narcos. La política que lanza globos sonda y observa la reacción de los ciudadanos, anuncia el cambio del inspector jefe y esperan la respuesta de los afectados.

Un periodista que con más imaginación que talento. Acompaña la historia dando vida a un asesino en serie inventado, que  pone la guinda al pastel. En este oficio hay un Espécimen que las noticias sosas e insípidas, se dedica a rellenarlas  retocando los artículos con el interés humano, es decir, las emociones de los lectores para sumar adeptos. Cuanta más sangre, sexo, más se acerca al lector. El periodista le da al detective lo que busca,  ambos “popularidad” uno por el bien social y otro por bien personal, aunque ambos tienes personalidades distintas, pero a su vez, corren en paralelo.

Llama la atención como el periodismo desde el principio toma las riendas. En el tercer capítulo el Rotativo Baltimore Sun, el jefe se sube a una silla y anuncia que el periódico lo ha comprado otra compañía, esto significa que necesitan hacer más con menos, pero la globalización mediática deja al periodista desamparado, no se buscan profesionales, es simple “más con menos” y comunican que comenzará a salir gente. Buscan beneficios y sensacionalismo es lo que vende, es decir, interés humano y cercanía. Incluso en los extras del DVD a lo que en realidad hacen mención es a la calidad periodística, dice uno de los personajes “el periodismo ha dimitido en su acción de cuarto poder”.

 

LOS NARCOS Y SU MUNDO

David Simon:

 “Yo creo que el experimento americano ha descarrilado. De algún modo, acepto la inevitabilidad y la certeza del capitalismo como motor de la economía, no considero que el capitalismo puro y duro pueda ser nunca un sustituto del orden social… cuando se le da rienda suelta al capitalismo, dejan de ser seres humanos. Si estás en lo alto de la pirámide productiva y te beneficias de esta dinámica, fenómeno; pero si estás en la parte de abajo, eres una víctima. Eso es The Wire: una declaración política de principios”.El País

 

Bajo escucha sería la traducción literal The Wire  y en consecuencia todo gira en torno a las escuchas ilegales en Baltimore, las escuchas ilegales no sirven para el gran jurado, entonces los capos de la mafia se cuidan de que otros se ocupen del trabajo sucio, asesinatos, recogida de la mercancía, no se manchan las manos y tampoco tienen antecedentes penales, aunque suene extraño. La figura de “cabeza de turco” aquí cobra su significado más amplio. La ciudad se divide en dos; este y oeste que controla cada una de las mafias. Los narcos se reúnen en guetos y discuten sobre temas que sólo les incumben a ellos, al control de las esquinas, donde los niños trafican.

La serie esta abultada de tacos, no hay pudor, no hay perdón. El que la hace la paga con un tiro en la nuca, no tienen miedo viven en el infierno quizá la muerte sea la mejor escapatoria. Los chicos que no sirven para el negocio y terminan drogándose. Drogadictos que dejan las drogas y hacen terapia y un día se hace realidad el sueño del cambio.

Los Abogados en esta trama también tienen protagonismo en la serie pero en defensa de los propios narcos, ayudan al blanqueo de dinero mediante cuentas en el extranjero,  llevándose su porcentaje. Los negros ignorantes del mundo de los negocios,  sólo conocen las intrigas de la calle. Fuera de Baltimore no son nada más que negros de suburbios.

El final de la quinta y última temporada no responde a los estándares, en Baltimore todo sigue igual. Cada uno en su sitio: en su esquina, en la alcaldía en el paro, en la redacción del periódico y el periodista que sigue los pasos del asesino imaginario y con la  teoría de Hears “I make news” gana un premio Pulitzer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1]Del pino, Javier, 26/07/2009”, El País, consultado 03/05/2012

Sexo en Nueva York ( alfabetización mediatica )

 

SEXO EN NUEVA YORK

UNA AMERICANA EN PARIS I y II.

¿POR QUÉ ES INTERESANTE?

Desde el punto de vista de la alfabetización mediática, de la educación en los medios,  es significativa, la repercusión en la cultura y tendencias (sobre todo la moda, la estética) de la serie “Sexo en Nueva York” en un grupo social que consume este  producto televisivo. Un segmento de población que está compuesto por mujeres y homosexuales, los cuales la consideran a “Sexo en Nueva York” una serie de culto. Su musa la actriz  Sarah Elisabeth Parker que protagoniza el papel principal, dando vida al personaje de “Carrie” es una mujer que fuera y dentro de la pantalla marca tendencias  en cuanto a moda y glamur. Se ha convertido en una auténtico referente para los seguidores de “Sexo en Nueva York”(millones de personas de todo el mundo). Han sido seis temporadas, con capítulos de media hora, sin tramas muy elaboradas, que cuentan pequeñas historias que habitualmente finalizan en el mismo capítulo, claro,  siempre enlazando con el resto de la serie.

IDEAS PRINCIPALES:

En estos dos capítulos no haremos referencia más que a los personajes que aparecen.

Carrie (Escritora de una columna de un periódico “el New York Star” donde habla de sus relaciones con los hombres; y las relaciones con los hombres de sus amigas. La columna se titula; “Sexo en la ciudad” que da nombre al este culebrón, fino y chic. Observamos, el  propósito, del cambio de nombre para su reproducción en Europa. Lo sustituye por algo más comercial; en vez ciudad, a secas, por una ciudad concreta, nada más cosmopolita que Nueva York. Indiscutiblemente,  es el sitio donde se reproduce la acción.

Se marcha a Paris a vivir con un cincuentón millonario que además es un reconocido artista ruso, en Paris vive su ex mujer y su hija de veintitantos años. El pasará casi todo el tiempo en el museo (sin tiempo para Carrie) preparando su obra. Tenemos,  por un lado,  la despedida del hombre de “su vida” Mr. Big (Un millonario con el cual ha tenido una relación tormentosa de idas y venidas, él nunca ha tenido claros sus sentimientos hacía ella)

En el último minuto, (cuando ella sale a cenar con sus amigas) después de que no le ha cogido el teléfono durante los últimos días Carrie  esperaba que él no siguiera insistiendo. Pero Mr. Big la está esperando en la calle,  enfrente de las escaleras que suben al portal de su apartamento (de la séptima) subido en su coche de lunas tintadas, en el asiento trasero, el vehículo lo conduce (el chofer) un sudamericano que casualmente se llama “Raúl”,  abre a medias la ventanilla y la invita a subir, ella desconcertada accede, y él le dice lo que no le ha dicho durante seis temporadas que “la quiere” ella se indigna y le dice que deje de jugar; “¡ya son seis años!”  y siempre es lo mismo. Se baja del coche y se marcha calle arriba (con sus preciosos zapatos Manolo Blanick y luce un vestido rosa confeccionado por Chanel). Big también baja y la sigue, ella enfadada,  se gira hacia él y le dice;  “olvídate de mi número, olvídate hasta de mi nombre, yo ya no vivo aquí” él sé queda paralizado en la gélida noche.

Por  otro lado,  la despedida de “las chicas”  que son sus tres amigas (Charlotte, Samantha y Miranda) una escena melodramática en un carísimo restaurante neoyorkino y con el típico mensaje “me voy para ser feliz con el hombre al que amo” por lo tanto,  tiene una razón de peso para marcharse. Especialmente Miranda duda que Carrie este enamorada del ruso.

Llega a Paris, baja del taxi y el botones sale a su encuentro, lleva muchas maletas, chapurrea el francés pero cuando no entiende al recepcionista le habla en su idioma y presume;  que aparte de ser norteamericana, es Neoyorkina (es un plus patriótico),  va a vivir en un Hotel de lujo “ Plaza Athenea”;  desde los balcones se ve una panorámica  impresionantes de la ciudad. A pesar de todo lo fastuoso de ambiente y esa musiquilla que suena de fondo, descubre que está sola, porque el artista tiene cosas más importantes que hacer;  que estar con su novia.

Ella llama a su amiga Miranda a Nueva York y después de dos semanas vagando por las calles de Paris, “… me siento sola, os echo de menos, me acuerdo mucho de Big,  he visto todos los museos por lo menos dos veces…”  y ella apurada le grita “vuelve a Nueva York” pero Carrie argumenta que está en  un momento de bajón.

He perdido la cadena de “Carrie”; la compramos juntas  en aquella feria  (Es una cadenita dorada que pone su nombre y la lleva durante toda la serie) y me ha entristecido, es que estoy de bajón pronto pasará” de pronto se corta la comunicación y no puede seguir hablando.

En Paris no deja de llover, el ambiente es sombrío. En uno de sus paseos vespertinos. En el escaparate de una librería Parisina; ve un ejemplar de  “su libro” sin dudarlo entra para ojearlo. Se dirige a la estantería donde se halla expuesto, uno de los dependientes la mira y la reconoce y  pregunta: “¿Carrie?, ¿Carrie,  la autora de sexo en  Nueva York?” ella se sonroja y asiente con la cabeza, en unos minutos le organizan una cena, con unos amigos y fans,  para hacerle una fiesta en su honor.

Cuando vuelve al hotel sé encuentra con su novio “el ruso” que está nervioso, le tiemblan las manos y no acierta a colocarse el gemelo de la camisa, le explica que tiene un asunto en el museo con el director;  que es veinte años más joven y va a “juzgar su obra” y le pide que lo acompañe y ella no puede negarse, él por fin la necesita. “… dejaré de ir a mi fiesta e iré contigo al museo”.

            Cruzan un parque y al otro lado están las grandes puertas del museo, van cogidos de la mano, cuando entran un grupo de gente se les acerca y lo arrastran a él, al interior,  dejándola completamente sola. Ella se sienta en un banco de piel del museo y  mientras espera va manoseando su bolsito, beige de raso. Entre el forro descubre que hay algo, mete los dedos entre los agujeros que tiene y sin dar crédito encuentra “la cadena de carrie” y se da cuenta de lo absurdo de su espera, así que decide ir a su fiesta, esperando que no sea demasiado tarde.

Corre por la calle, entre los coches en busca de un taxi y justo por delante del coche de Mr. Big, pero ninguno de los dos se da cuenta, (la banda sonora un rap francés) llega al pequeño restaurante donde se había citado para cenar;  pero ya no hay nadie. En ese momento decide que quiere volver a casa y dejar al ruso.

Cuando está en recepción solicitando que la cambien de habitación, de las puertas giratorias salé Mr. Big que ha venido a rescatarla.(cual príncipe azul)

Termina; Carrie hablando por teléfono móvil (rosa fucsia con cristalitos) con John (que así es como se llama Mr. Big y es la primera vez que después de seis años de serie se descubre su nombre).

Ella caminando se pierde por las calles de Manhattan entre la multitud y su voz en off diciendo algo así “los caminos de donde partimos; son tan diferentes de donde estamos y en ocasiones estamos donde deseamos estar”

 

La serie aborda temas y hace de las protagonistas; modelos estereotipados de mujeres que con una retórica sutil (la retórica está sujeta a interpretación) cualquiera puede ser Carrie, Charlott, Miranda o Samantha… Pero esto no deja de ser ficción, no deja de ser mendaz, pero seduce con su argumentación incluso crean una ambivalencia de lo que sé ve desde el sofá, a lo que verdaderamente es la vida real.

También ha creado una serie de patrones de comportamientos sacados de una falsa realidad. Convencen manipulando;  el consumo de marcas y de diseñadores de zapatos y de moda. Vende valores y responde a una intención manipuladora del televidente,  llevándolo al consumo más desmesurado o por el contrarío a desear aquello que no se tiene. Convirtiendo “Sexo en Nueva york” y a sus protagonistas en un sueño prohibitivo y frustrante.

Incluso el título “Sexo en Nueva York” puede dar lugar a una  confusión intencionada, obviamente, juegan con el titulo muy acertadamente, de esa manera atraen a todo tipo de  público. El sexo vende y si además es norteamericano una dosis agravada de patriotismo. La lógica nos da la razón puesto que los estados unidos de América son puritanos,  seguro que no encontraremos sexo explicito, como por ejemplo; en cualquier película del director español de cine Bigas Luna.

Es una serie portadora de manipulación intencional dirigida al engaño. Tenemos la necesidad de formularle una serie de preguntas que cuestionen su naturaleza retórica, su compromiso con la verdad y con la ética.

 

 

1ª Pregunta: ¿Quién?

Los productores lanzan una serie ficción, las cosas que ocultan:

  1. Son chicas sin familia porque en raras ocasiones hablan de sus madres o de sus hermanos, no tienen infancia.
  2. Mientras las serie se rodaba cayeron las torres gemelas y no se hizo mención en ese mundo no caben tragedias que no sean de orden sentimental, por ejemplo; abandono por hombres o relaciones frustradas.
  3. La vida de esas mujeres evidentemente es ficción pero es demasiado escandaloso lo que venden, para ser lo que ocultan.

Lo que muestran:

Luz y color, vestidos y atuendos espectaculares (marcas intocables; por sus precios y por sus tallas) cuerpos que intentan ajustarse a la realidad de la media de mujeres, pero no son gordas, ni feas, ni tienen trabajos de limpieza, ni tienen pocos ingresos, la normalidad brilla por su ausencia. Muestran ficción disfrazada de realidad.

El final es escandalosamente retorico y volvemos al machismo “las mujeres tienen que ser rescatadas por multimillonarios, altos, guapos” en definitiva por el “príncipe azul”

  1. Pregunta: ¿Cómo?

El punto de vista, el itinerario de la mirada es claro; la moda, el estilo, en cada una de sus protagonistas según las características del personaje. Es evidente, el recurso es la voz en off;  que cuenta lo que les sucede a sus amigas,  así dirige la atención con su particular visión del mundo, a esa escenario, dándole forma y moldeando a su antojo.

La música es relevante en estos dos capítulos; porque expresan con claridad el estado emocional del personaje y es asombroso como se escenifica mediante la banda sonora todo aquello que se quiere hacer sentir al espectador. Un tipo de sentimiento, una banda sonora para una determinada secuencia imágenes.

La imagen angulada en secuencias donde se expresa con imágenes los  sentimientos y en este caso; todas estas imágenes llegan al espectador con una enorme carga emocional.

  1. Pregunta: ¿A Quién?

El target, tiene como objetivo predefinido a mujeres entre los 30 y los 50. Mujeres y homosexuales; que sueñan con lo que sueñan nuestras protagonistas, que piensan en hombres como algo vital para no estar sol@s que buscan “la plenitud” formando una pareja o una familia.

Los príncipes azules que han de venir para ser “los hombres de nuestras vidas”. La desazón de que si estamos solas corremos el riesgo de ser “patéticas solteronas”.

  1. Pregunta: ¿Qué?

Está claro que lo que vende es publicidad del consumo, de la amistad consumida como algo indispensable;  ya que  a la familia no la mencionan. , estar magnificas después de horas en un avión, sin una sola arruga en el vestido, ni una ojera, y todo el cabello en su sitio.

Lo que ocultan es: Que para conseguir eso tienes que tener mucho dinero, que para la mayoría de los mortales son cosas inalcanzables, que tienen mucho de cuento de hadas.

Lo que está bien es ser uno mismo y lo que está mal es dejar de serlo, según “Sexo en Nueva York” de ahí su defensa a ultranza de la amistad, y las personalidades de cada uno de los variopintos personajes, es fieramente respetada.

  1. Pregunta: ¿Para qué?

Para vender más Dior, Chanel, Roberto Verino, Dolce y Gabana, Manolo Blanick, etc.    La respuesta sería para vender valores, envueltos en dinero, como bien dice el refranero español “Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana” Sin dinero no hay glamur, ni sexo en ningún sitio…  que eso de contigo “pan y cebolla” no funciona. Si no hay hermosas joyas, no puedes desayunar en ciertos sitios, ni participar en fiestas “vip”, ni te llama Vogue para hacer un desfile, ni eres publicista, ni abogada de reconocido prestigio (aunque después te cases con un camarero) ni dirijas una galería de arte. Y tu nacionalidad tenga poco que ver con EEUU; amiga lo tienes muy feo para ser chica “Sexo en Nueva york”

 

Los estereotipos de la “Sexo en Nueva york” son claros:

  1. Las mujeres que a los cuarenta siguen solteras, son unas amargadas, los homosexuales son pacientes amigos que están siempre ahí, los más representativos son dos personajes que responden al patrón de “Locas” existe

La sobre generalización y la simplificación del estereotipo.

  1. Todas las mujeres siguiendo la homogenización; Esperan el gran  amor de su vida, que será un hombre con el compartirán los mejores momentos y ya habrán conseguido su objetivo.
  2. La soledad es mala, el que está solo es porqué “es raro”. Si te sientes solo cómprate una mascota así dejaras de estarlo (esto también se puede aplicar a si no puedes tener hijos) es algo muy generalizado.

Es interesante que como hemos visto sin profundizar en estos dos capítulos encontramos la estructura que lo modelan; que se traduce en planteamiento-nudo y desenlace, está sujeto a la dramatización con el típico happy end.

 

¿Qué valores encontramos?

  1. El valor de las personas que luchan contra el cáncer. Una de las protagonistas sufre un cáncer de mama, esto representa un amplio apoyo a todas las espectadoras que conviven con esta enfermedad, el desenlace es favorable; no muere de ello y con ello acercan al personaje al mundo real y crea un vínculo con el televidente dando esperanza y más audiencia.
  2. Como con el comportamiento del personaje, que encara la enfermedad con valentía, que no se aflige ni deprime al perder el pelo con la quimioterapia y en vez de hacer de ello un desastre, considera que es ideal para cambiar de peluca y estar más atractiva.
  3. las mujeres fuertes como ella  describen unos valores que se consideran buenos, y por el contrario quedarse en casa llorando y deprimida esperando la muerte es obvio que es malo, pero cada persona tiene una naturaleza, única y exclusiva, de ahí sus comportamientos.

“es necesario que alguien valore algo,  para que se convierta en

Sin esperanza.

No soy  una luchadora que no os engañe mi armadura, lo nuestro no tiene ninguna valía, solo respiro.  hubo un tiempo que también tenía grandes metas definidas, quien desde la enfermedad, se permite amar, sentir, vivir y no sobrevivir, cumple sus meta.

Somos ciudadanos de la vida con el terror de la diferencia, de tantos días que me quedan sin metas, no puedo tener metas,  las metas son para corredores de fondo, mi principio y mi fin… respirar.

Soltarse y fingir, que no te importa cuando te mueres por dentro, sentir el frío, frío que me congela y a cámara lenta salto entre las piedras…  torpe e insegura sin rumbo ni destino a donde llegar, salto de una a otra sin parar.

Terminar, con este adusto camino,  con el infierno de la congelación , no me digas que hay otras vidas, no me digas que esto son caminos de aprendizaje, si el aprender significa caer no aprendí nada, ya que una y otra vez me vuelvo a caer.

Del patronato del país del Parkinson y sus amigos imaginarios ,  bendiga a la  benevolencia del que no respira, porque se ya reveló que  no puede ser libre en la cárcel de los huesos.

Mis cadenas arrastro con la supervivencia.

Cadena perpetua.

Mi enfermedad me regalo el tiempo, me quito tanto, pero el tiempo me lo regalo,un regalo envenenado. Sabemos que las enfermedades neurodegenerativas someten al paciente aun sufrimiento indescriptible. A mi me pedía una vida tranquila, una vida sin vida, porque  ya no puedo volar donde me gustaría, donde los ángeles no tienen alas y vuelan a sus anchas, ya no recuerdo la ultima vez que volé, volé, sobre las aguas azules de Toba, de sitios sencillos donde no volvere, lloré por el tiempo perdido, por el amor no correspondido, la historía de amor que nunca viviré, ni voces infantiles que me llamen en la noche, ni jovenes adolescentes que me odien, ni un marido que me deje por otra más joven y menos enferma, ni la mano de unos hijos ya mayores en mi lecho de muerte, tan solo estaré con mi amigo imaginario que en realidad es el Parkinson  que no se acaba y no me abandona, soy lo que ves un  pedazo de carne enferma.

Apesar de todo de esta y ser viviré.

Cazadores

Cazadores que huyen en la niebla, cazadores con pistolas que matan, caminan hacia la niebla, sensible la piel que no roza los huesos, cuando los cazadores, cazan.

Cazadores de deseos, de deseos de ser cazados, abandonar a la presa y correr, tropezando, cayéndose entre los arbustos, sobre la tierra, sobre el barro, que no mancha. y sobre la hiedra del muro pegada se enredan sus armas.

Cazadores de cuerpos dibujados con tiralíneas en las fotos, fotos de rescoldos de mi vida, desconfianza.

Cazadores que cazan momentos, que no piensan sino que anhelan lo que nunca tendrán, el cazador que tiro su escopeta y esta se disparo, disparo directo al corazón del hielo de hombres que no sienten, son.

Son cazadores los que buscan cuerpos y placeres, no cedidos, ni prestados, tan solo buscados.

A mi amigo el gran Cazador.

Teoría de la comunicacion

EL PACIENTE INGLÉS

AUTOR. MICHAEL ONDAATJE

Sinopsis: una joven enfermera que cuida a un enigmático hombre completamente abrasado, un rastreador de explosivos de origen sij y un cínico superviviente conviven con ella en una villa italiana al norte de Florencia, en La Villa San Girolamo, antiguo convento de monjas. Cuando otros pacientes y enfermeras se trasladaron a un lugar meridional y más seguro, el inglés y Hana, la enfermera, decidieron quedarse allí.

La escritura y la descontextualización hacen que se cree un retraimiento en el tiempo y proyecta  un vínculo afectivo con el libro El paciente Inglés (cómo podría ser cualquier otro), es decir, con los personajes  que lo forman, cada una de las palabras escritas implican una complicidad, y despierta un sentimiento, que el lector va procesando en su cerebro. La tecnología de la escritura,  y los sentimientos primarios se agudizan, amor, odio, compasión etc. Estaríamos hablando del Determinismo tecnológico haciendo referencia a la teoría “el medio es el mensaje” de MacLuhan.

El contrasentido”, observa Ong, “radica en el hecho de que la mortalidad del texto, su apartamiento del mundo vital humano vivo, su rígida estabilidad visual, aseguran su perdurabilidad y su potencial para ser resucitado dentro de ilimitados contextos vivos por un número virtualmente infinito de lectores”

“Cada cuatro días le lavaba su negro cuerpo, comenzando por los destrozados pies. Mojaba la manopla y, manteniéndola en el aire, la estrujaba para que el agua le cayera en los tobillos.” (ONDAATJE, M; 1992, 11)

Este fragmento se relaciona con interaccionamos simbólico, es la creación compartida  entre la enfermera y el paciente, es un acuerdo explícito en la relación del que cuida y del que es cuidado. Y más,  origina un gesto o símbolo significante, ya que la reacción de Hana y la adaptación del paciente a ser asistido,  son aceptadas por ambos con normalidad.

“Cuando él se giró su obscura cada de ojos grises hacia ella, se metió la mano en el bolsillo. Peló  la ciruela con los dientes, saco el hueso y le introdujo la pulpa en la boca” (ONDAATJE, M; 1992, 12)

“Cuando el inglés se despertó, ella se inclinó sobre su cuerpo y le colocó un tercio de la ciruela en la boca. Él la sujetó con la boca abierta, como si fuera agua, sin mover la mandíbula. Parecía que iba a echarse a llorar de placer.”  (ONDAATJE, M; 1992, 54)

Hana hace este gesto porque ella sabe cuál es el significado y el también. El hecho de pelarla con los dientes y quitar el hueso indica que la enfermera, en un instante,  ocupa el lugar del paciente y es consciente de la discapacidad del inglés para poder pelar la fruta y lo que podría suponer atragantarse con el hueso, entonces ella actúa en consecuencia. Lo agradable de la pulpa en la boca de él. El símbolo cuya reacción ya daba  por anticipado. Ya que significa en la comunicación un reflejo de quien cuida de él.

“si hacía frio, se metía con cuidado en la cama y se tumbaba a su lado. No podía descansar peso alguno sobre él, ni siquiera su fina muñeca sin hacerle daño” (ONDAATJE, M; 1992, 14)

Cuando ella se mete con cuidado en la cama y se tumba a su lado, la Proxémica en el sentido de la comunicación no verbal entra en juego, las distancias añaden significado a nuestros gestos y palabra,  así pues adopta una fase próxima (según Hall). Pegada a él sin rozarle y Hana actúa con la ternura, el afecto y la protección para su único paciente. Lo que ella pretendía era darle calor pero sin dañarlo. Con cuidado y de manera sutil, era como ella lo hacía.

“Sacó El último mohicano… Se  sentó en hueco de la ventana del paciente inglés… abrió el libro… Se sintió como Crusoe al encontrar un libro arrojado por el mar a la playa y secado al sol… Se introdujo en la historia sabiendo que saldría de ella con la sensación de haber estado inmersa en las vidas de otros, en tramas que se remontaban hasta veinte años atrás…(ONDAATJE, M; 1992, 21)

En este extracto. La enfermera abrió el libro con la necesidad de evadirse del mundo que la rodeaba Se introdujo en la historia sabiendo que saldría de ella con la sensación de haber estado inmersa en las vidas de otros. Simplemente ella lee y siente a través de la vista como una prolongación de sus sentidos.

La  descontextualización de la escritura la transportan veinte años atrás. Lejos  de aquella habitación, de Villa San Girolamo, del paciente, de esa época turbia. Al ser la escritura un medio caliente de alta definición, aquello que es descrito,   se vive, cada paraje, cada sensación es introvertida y a la vez alivia a Hana de la realidad. Y se convierte en una profecía autocumplida.

“Cogió el cuaderno de notas que había sobre la mesita contigua a la cama del hombre quemado. Era un libro que llevaba consigo cuando salió de entre las llamas: un ejemplar de la Historia de Herodoto, en el que había pegado páginas recortadas de otros libros y había escrito sus propios comentarios, todo ello entremezclado con el texto y de Herodoto. Empezó a leer su diminuta y retorcida caligrafía” (ONDAATJE, M; 1992, 26)

Es curioso que el paciente de entre las llamas tan sólo consiguiera salvar el libro. No tienen más que piel quemada pegada a los huesos y un libro. No cualquier libro, pero como veremos más adelante, tiene para el paciente una gran carga emotiva.  La historia Herodoto libros de viajes desde la Antigüedad grecolatina – Herodoto –  (siglo V a C) las diferencias existentes entre libros de viajes con respecto a los de cualquier otro género, convierte a este tipo de literatura en una modalidad bien diferenciada. Dichos libros fueron escritos con la intención de dar a conocer nuevos territorios y culturas, a través de la descripción, real o imaginada, de vivencias de un viajero en tierras extrañas.

Miguel de Unamuno, como autor de libros de viajes, es un escritor crucial y representativo de una época que como Herodoto, tal vez por extremar el elemento subjetivo de sus viajes de lugares y paisaj0es. Sus visiones de España son, por encima de todo, visiones de su propia alma…

El libro de Herodoto estaba lleno del Paciente con sus diminutas anotaciones y su propia y retorcida caligrafía. Tenía su propio significado de acuerdo con su bagaje personal,  sobre sus creencias e incluso sus propias aportaciones de su emocionalidad, con trozos de papel entre las páginas y pedazos de mapas. Lo que representó en un determinado momento, en una lectura en voz alta, al cobijo de la hoguera, de la historia de Candaulo y Giges cuyo autor era  Herodoto. Aquella noche por primera vez en su vida, se enamoró,  de la mujer que leía.

“Puedo reconocer una ciudad sin nombre por su croquis en un plano. Siempre he sido un poco de conocimientos. Soy una persona que si se queda sola en casa de alguien, se acerca a la librería, saca un volumen y lo absorbe. Así entra la historia en nosotros. Conocía mapas del fondo del mar, mapas que representan puntos débiles de la corteza terrestre, mapas pintados en piel con las diversas rutas de las cruzadas” (ONDAATJE, M; 1992, 28)

Laszlo Almasy: el explorador del desierto. Tal vez fue uno de los últimos exploradores “románticos”. Los beduinos le llamaron “el Padre de las Arenas”. El Conde Almasy, amó el desierto. El libro de Miche Ondaatje, 1992  “El Paciente inglés” se basa en su vida, aunque muchos de los aspectos que cita son ficción, y su vida supera en mucho a cualquier ficción que pueda surgir de las arenas del desierto. Conoce la historia de un hombre que supo domar los áridos caminos de arena interminable.

  • Amo el desierto. Amo la infinita extensión de los temblorosos espejismos, el viento, los picos escarpados, las cadenas de dunas como rígidas olas de mar. Y amo la simple, la ruda vida de un campamento primitivo en el frío gélido, a la luz de las estrellas en la noche, y en las calurosas tormentas de arena. Laszlo Almasy (El Sahara desconocido).

En realidad,  la escritura  hace la biografía del ser humano: el Conde Laszlo Almasy pero no se ajusta a la realidad vivida por el Conde ya que poco tiene que ver la persona murió de disentería en Salzburgo en 1951; tres semanas más tarde fue nombrado a título póstumo Director del Instituto del Desierto del Cairo La diferencia radica que el inglés de la novela pertenecía a  Sociedad Geográfica Británica, era cartógrafo capaz de reconocer en mapas lugares exactos del desierto.  Nos inicia en la experiencia de imaginar su rostro y todo aquello que describe, y es sencillo imbuirse en mares de arena y sentir como se sintió en aquella cama el propio paciente. Dar máxima importancia a la lectura para uno mismo que alimenta la imaginación e individualiza al lector cuando lee para sí mismo.

“Llevaba mucho tiempo allí recuperándose y lo tenían por asocial. Pero ahora habló, les preguntó por la persona de ese nombre, cosa  que le sorprendió. Hasta aquel momento no había pronunciado palabra, sino que se comunicaba por señas y muecas y de vez en cuando con una sonrisa. No había revelado nada, ni siquiera su nombre, se había limitado a escribir su número de identificación, prueba de que había combatido con los Aliados. Habían verificado su filiación y los mensajes llegados de Londres la habían confirmado. Tenía un cúmulo de cicatrices en el cuerpo, conque los médicos habían vuelto a reconocerlo y habían asentido con la cabeza ante las vendas. Al fin y al cabo era una celebridad que quería guardar silencio, un héroe de guerra” (ONDAATJE, M; 1992, 37)

En el interaccionismo simbólico tiene que significar lo mismo para todos los individuos involucrados. Las relaciones sociales en este caso “el silencio” significa para todos lo mismo. Asocial sería un apelativo de la persona que no quiere compartir mediante el silencio su presente y pasado. Pero sí que se comunicaba por señas, muecas y sonrisa, una comunicación no verbal por esa multiplicidad de gestos en el rostro se comunicaba sin la  necesidad de articular palabra. Según el psicólogo Paul  Ekman las expresiones faciales son para él los indicios fidedignos de las emociones. A través de ese flujo de información en forma de silencio y un reconocimiento en su cuerpo de cicatrices de guerra,  dan por sentado un significado de comunicación no verbal, la incertidumbre que los médicos rellenan el hueco que deja el silencio al identificarlo con las fuerzas Aliadas. Y lo consideran un héroe de guerra que tiene un significado compartido para todos los del hospital, sin necesidad de comprobaciones, suponen que está traumatizado y de ahí su comportamiento.

Cuando para su identificación utiliza la escritura, la utiliza con el fin claro. Que  se le localice como soldado de las fuerzas Aliadas, por los archivos que guardaban los ejércitos para identificar a sus heridos y caídos en el frente. Poder distinguir a los enemigos de los que no lo son.

Cuando utiliza la oralidad en su carácter dialógico, que permite una conversación participativa y su objetivo es obtener una información sobre la enfermera y el paciente quemado.

¿Quién es pregunto?

No sabemos cómo se llama.

¿Se niega a hablar?

“El grupo de médicos se echó a reír. No, sí que habla, no para de hablar, pero es que no sabe quién es.” (ONDAATJE, M; 1992, 39)

El paciente no quiere, no desea decir su nombre, tan sólo con la excusa del olvido  se da por sentada la comunicación, y de esa manera mantiene el secreto de su identidad. Lo situamos en las normas culturales y sociales, es decir la individualidad del paciente le da la opción de ocultar a voluntad, su procedencia.

“Léelo despacio, querida niña a Kipling hay que leerlo espacio. Fíjate bien dónde se encuentran las comas  y descubrirás las pausas naturales. Era un autor que escribía con pluma y tintero. Como la mayoría de los escritores que viven solos, levantaba con frecuencia, según tengo entendido, la vista de la página, miraba por la ventana y escuchaba los pájaros. Algunos no saben los nombres de los pájaros, pero el sí. Tus ojos son demasiado rápidos, norteamericanos. Piensa en el ritmo de su pluma. De lo contrario, parecerá un primer párrafo ampuloso y anticuado… Si se quedaba dormido Hana proseguía, sin levantar la vista” (ONDAATJE, M; 1992, 115)

Esta forma de lectura al otro, lectura en voz alta, Hana lee y la palabra es algo fugaz y evanescente para el paciente, a medida que se dice desaparece. Pero aparece el dialogismo que en la cultura oral o la lectura en voz alta, el que escucha puede preguntar, disentir, alabar o explicar cómo leer un determinado texto. Es el caso de esté fragmento donde el Inglés da las pautas a la joven de cómo leer a Kipling. En este caso el intercambio comunicativo tiene lugar cara a cara, en un aquí y ahora determinados.

“Sacó muy despacio el haz de cables. Había seis cable enmarañados, atados ente sí y pintados todos de negro. Seis cables negros. Cuando era niño, su padre le había juntado los dedos dejando al descubierto sólo las puntas, le había preguntado cuál era el más largo. Toco con su meñique el elegido y su padre… reveló el error del niño… se podía hacer que un cable rojo fuese negativo. Pero su oponente no sólo los había cubierto de hormigón, sino que, además, había pintado de negro todos los indicativos. Kip se veía arrastrado por un torbellino psicológico (disonancia cognitiva). Empezó a raspar la pintura con el cuchillo u aparecieron uno rojo otro verde y otro azul. ¿Los habría invertido también su oponente? Iba a tener que preparar un puente con su propio cable negro para averiguar si el circuito era positivo o negativo… y sabría donde radicaba el peligro. El zapador tenía las manos alzadas por encima de su cabeza, como si sostuviera una enorme tela de araña… Al verla correr hacia él, le gritó que diera un rodeo por la izquierda, porque había cables de minas por todos lados…Cuando llego hasta él, tenía las manos levantadas. Había caído en una trampa y había acabado sosteniendo dos cables activos que no podía soltar sin la protección de un elemento de contrapunto. Necesitaba una tercera mano para anular uno de ellos y tenía que volver de nuevo hasta la espoleta. Le pasó los cables con cuidado y bajó los brazos… Dentro de un momento vuelvo a cogerlos… Estamos en un callejón sin salida. Vaya broma. No sé por dónde seguir. No sé dónde llegará la trampa… le cogió el cable de la mano izquierda como si fuera una víbora muy delgada y después de otro. Ella no se apartó… Volvió todo el camino hasta la espoleta… antes de que se le desdibujara el teorema, se acerco a ella y cortó el cable que colgaba de su mano izquierda. La bomba estaba desactivada.” (ONDAATJE, M; 1992, 122, 123,124, 125)

Los Alemanes habían ocupado Villa San Girolamo durante y en su retroceso habían dejado trampas (Teoría de la comunicación  no respondía a una creación compartida de significados consiste en estrategia de engañar al otro mediante un interaccionismo simbólico)  ya que de eso trata  el mismo engaño. Un símbolo que el zapador por su experiencia del funcionamiento de la desactivación puede intuir. Pero en este caso se ve sorprendido,  ya que el individuo que colocó el entramado de cables sabe cuál es el significado,  porque adopta la actitud de persona a la que va dirigido para tergiversarlo y así provocar la detonación.  Al ponerse en lugar del otro, el que engaña combina una tipo de comunicación que es un símbolo, el estímulo cuya reacción ya es dada por anticipado y este  en un principio y al verse atrapado representa para el zapador una disonancia cognitiva,  ya que se encuentra en un callejón sin salida. Cuando surge el acontecimiento nuevo el zapador se tensiona al verse incapaz de desactivar la bomba. Y esto le obliga a un  cambio rápido de pensamiento y acción, así como el control de los conocimientos que nos llegan a través de las señales de otros y esa disonancia cognitiva,  ha creado un sentimiento desagradable en el joven zapador, que tiene que replantear el recorrido de los cables y se ve desesperado. El sólo está abocado al fracaso ya que tampoco sabe hasta dónde llega la trampa y si suelta los cables la bomba explotará, por eso pide ayuda a la joven. Lo tiene que comprobar por sí mismo. Cuando la joven Hana llega le pide que sujete los cables y la libertad de pensamiento y movimiento le ayudan a cortar el cable correcto.

“Aún no tenía fe en los libros. Recientemente, Hana lo había visto sentado junto al paciente inglés y esa escena le había parecido una inversión de Kim. Ahora el joven estudiante era un indio y el anciano y sabio maestro era un inglés. Pero quien se quedaba por la noche con el anciano, quien lo guiaba por las montañas hasta el río sagrado era Hana. Había leído incluso el libro juntos y la voz da Hana aminoraba la marcha cuando el viento movía la llama de la vela que tenía a su lado y la página quedaba momentáneamente en penumbra.

Y en cierto modo, durante aquellas noches dedicadas a leer y escuchar, se habían preparado –suponía ella- para la del joven soldado, el niño convertido en adulto, que iba a reunirse con ellos. Pero Hana el muchacho de la historia y Kip, era el oficial Creighton.” (ONDAATJE, M; 1992,136, 137)

Las peripecias de Kimball O’Hara, el huérfano de origen irlandés nacido en la India que emprende un recorrido místico por el país en compañía de un lama del Tíbet y acaba trabajando como agente secreto al servicio del espionaje británico, son hoy un clásico de la literatura universal y un emblema de los últimos años del imperio victoriano en el continente indio

Kim y el lama salen de Umballa y reemprenden el camino hacia Benares, tomando la Gran Carretera construida por los británicos que llevaba desde Bengala hasta el Noroeste. En la Gran Carretera se encuentran con un regimiento británico, que resulta ser aquél en el cual había servido el padre de Kim. Los miembros del regimiento quedan sorprendidos al descubrir que ese supuesto golfillo indio no sólo es blanco, sino que es hijo de un antiguo sargento de la unidad.

El personaje del Coronel Creighton responde al ideal que tenía Kipling de cómo debía ser el administrador colonial. Un hombre dedicado a su tarea, que no espera recompensas especiales por cumplir con su deber. Un hombre que conoce a la perfección el país en el que se mueve, pero que no cae en el error de volverse como los nativos. Nunca se le olvida que pertenece a la clase de los señores y que hay barreras que no debe cruzar

La oralidad primaria en el que el predominante es el oído y como afirma Ong los sentidos son los que unifica y penetran en lo profundo de las cosas “durante aquellas largas noche dedicadas a leer y escuchar” se convierte en comunicación contextual por su carácter dialógico ya que el lee da opción al que escucha a mantener una lectura empática y participativa. Incluso en este caso la escritura como algo artificial y como algo característico, “Hana aminoraba la marcha… la página se quedaba en penumbra” el sentido de la vista que trasforma el habla y también el pensamiento.

Adjudicando imaginariamente papeles de personajes de un libro de aventuras a seres humanos de carne y hueso, que según la subjetividad de la escritura. Hacen que un lector les ubique un papel imaginario determinado, así  como el mismo texto lleva a otro lector,   a cambiar los personajes relacionados con otras personas según  la observación,  y cómo se puede comprobar  no tiene un significado único y estable para todos los lectores.

FIN

Magnífico libro y magnífico todo lo que he aprendido de Teoría de la comunicación aplicada.

María Loreto Verdú Pérez

Apatía.

Entre las enrevesadas curvas de la existencia he ido dejando pedazos de mi. Los ríos de lágrimas que vertí por lo imposible, La apatía es como olas de espuma amarga que me arrancaban los sentidos y he dejado de sentir.

Quien sabe si en el lugar donde habitan los sueños se encuentran mis ganas de vivir, de caminar, de reencontrar, de volver de este hastío, del desierto de la nada donde nada hay salvo un camastro. Cerrar los ojos y ver espejismos de aquello que quise ser.

Encontrarse con Malena que ya no es un nombre de tango, sino aquella que no crecio de mis entrañas por que nunca hubo el suficiente amor, los días que no he vivido por estar conmigo. estúpida mi alma que se perdió en la ira y ella fue la única que no le abandono.

Las cartas están echadas y mi corazón se ha evaporado. En mi pecho late un músculo roído y sanguinoliento.

sin nada que sentir.

Loreto Verdú

Blog de WordPress.com.

Subir ↑