Cazadores

Cazadores que huyen en la niebla, cazadores con pistolas que matan, caminan hacia la niebla, sensible la piel que no roza los huesos, cuando los cazadores, cazan.

Cazadores de deseos, de deseos de ser cazados, abandonar a la presa y correr, tropezando, cayéndose entre los arbustos, sobre la tierra, sobre el barro, que no mancha. y sobre la hiedra del muro pegada se enredan sus armas.

Cazadores de cuerpos dibujados con tiralíneas en las fotos, fotos de rescoldos de mi vida, desconfianza.

Cazadores que cazan momentos, que no piensan sino que anhelan lo que nunca tendrán, el cazador que tiro su escopeta y esta se disparo, disparo directo al corazón del hielo de hombres que no sienten, son.

Son cazadores los que buscan cuerpos y placeres, no cedidos, ni prestados, tan solo buscados.

A mi amigo el gran Cazador.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑